jueves, 21 de agosto de 2008

Espárragos rellenos

La foto de arriba son los espárragos una vez rellenos de la bechamel de espincas y gambas que es la que aparece en la foto siguiente




En esta foto os muestro como hacer la raja o hendidura al espárrago con la cucharilla


EStos son los espárragos listos para comer, la foto no hace justicia, además no tenia queso rallado y tuve que ponerle en lonchas y no queda igual de bonito, aunque sí igual de buenos.




Ingredientes:


1 bote de espárragos blancos gruesos.

100 grs. de gambas.

250 grs. de espinacas.

harina.

1 cebolla.

4-5 dientes de ajo.

Medio litro de Leche.

2 Huevos y harina para rebozar.



Para la salsa:

2 briks pequeños de nata líquida para cocinar.

El caldo de los espárragos.

Ketchup.


Preparación:

Sacar los espárragos con bastante antelación y poner en un escurridor (Si vas a hacer la receta por ejemplo por la noche, poner a escurrir los espárragos desde la mañana para que suelten todo el líquido posible). Reservar el caldo de los espárragos en el bote pues se va a utilizar para la salsa.

Preparar una bechamel con las espinacas y las gambas:

Triturar las espinacas y las gambas peladas (yo lo paso por la picadora).

Picar los ajos y la cebolla muy menudito y poner en una cazuela con aceite. Cuando esté tomando color, añadir el triturado de las espinacas y las gambas y rehogar un poco. Añadir 1 pastilla de caldo molida. A continuación agregarle la harina, rehogar un poco para que no sepa luego a cruda y añadirle la leche. Mantener todo al fuego moviendo bien para que no se queme, y esperar hasta que quede una bechamel bastante espesa. Rectificar de sal y añadirle un poquito de nuez moscada rallada (a vuestro gusto). Dejar enfriar.


Así la preparo yo, pero si os resulta más fácil, solo tenéis que hacer una bechamel como acostumbréis a hacerla pero añadiéndole las gambas y las espinacas muy picaditas.

Para la salsa:

Poner en un cazo el caldo de los espárragos, la nata y un par de cucharadas de ketchup. Dejar en el fuego hasta que reduzca y rectificar de sal.

Cuando la bechamel esté fría, la introducimos en una manga pastelera (si no tenéis, podéis utilizar una bolsita de plástico nueva y le hacéis un agujerito en una de las esquinas).


Tomamos los espárragos y con la ayuda de una cucharilla pequeña, le vamos haciendo una raja a lo largo del espárrago empezando un poco más abajo de la punta para que no se nos parta. Con la mano izquierda aguantamos el espárrago y con la derecha cogemos la manga pastelera y vamos rellenando el espárrago. (No rellenar mucho para que luego podamos manipularlo bien). Una vez relleno solo tenemos que rebozarlos es decir pasar por harina y huevo batido y freirlos. Los vamos reservando en un plato con un papel de cocina para que escurran el aceite.


A la hora de comerlos, vamos poniendo un poco de salsa en el fondo del plato, encima los espárragos que vayamos a poner a cada comensal y un poquito de queso rallado tipo emmental. Meter en el microondas 1 minuto para que se derrita el queso y ya está.



Videos:








1 comentario:

  1. A ver Juana cuando te atreves!!!! y me enseñas los resultados. Besitos

    ResponderEliminar